Pack Dia Y Noche Ácido Silícico-Vitamina C

LA PAREJA PERFECTA: ÁCIDO SALICÍLICO Y VITAMINA C
Dicen que dos es mejor que uno, y en este caso, estamos de acuerdo. El ácido salicílico y la vitamina C son excelentes por separado, pero aún más beneficiosos juntos.
Tanto si deseas iluminar tu piel, como prevenir los brotes de acné o ralentizar los signos del envejecimiento, esta puede ser la combinación que estás buscando. Empieza poco a poco incorporando un potenciador de la vitamina C a tu rutina y luego añade un ácido salicílico. Recuerda que las cosas buenas llevan su tiempo y que la constancia es la clave.

 

$ 11.999

100 disponibles

16 La gente viendo este producto ahora!

Descripción

¿CUÁL ES LA FORMA CORRECTA DE UTILIZAR EL ÁCIDO SALICÍLICO Y LA VITAMINA C?
Si dedicas algo de tiempo a investigar sobre el cuidado de la piel, seguro que leerás mucho sobre el ácido salicílico y la vitamina C. Esto se debe a que ambos son esenciales para una rutina de cuidado de la piel completa.

El ácido salicílico es un exfoliante que sirve para hidratar la piel grasa y limpiar los poros, mientras que la vitamina C se utiliza para iluminar la piel y ayudar a disminuir el envejecimiento.

Puede ser agotador averiguar qué ingredientes de los productos pueden usarse juntos con seguridad… y cuáles deben evitarse. Vamos a poner fin a esta confusión. El ácido salicílico y la vitamina C pueden utilizarse juntos. De hecho, pueden potenciarse mutuamente si se combinan de la forma adecuada. Incluso se pueden añadir ácidos adicionales como el ácido hialurónico.

Continúa leyendo para ver un desglose del ácido salicílico y la vitamina C, sus beneficios y cómo añadirlos correctamente a tu rutina de cuidado de la piel. Una vez que entiendas cómo combinar mejor tus productos de cuidado de la piel, estamos seguros de que te sorprenderán los resultados.

“A medida que nos adentramos en el clima invernal, y especialmente si tu piel es sensible y/o seca, comienza con sólo un par de veces a la semana, usando Vitamina C por la mañana y Ácido Salicílico por la noche, para obtener los mejores resultados con una mínima irritación”.

¿QUÉ ES EL ÁCIDO SALICÍLICO?
El ácido salicílico se ha utilizado durante más de 2.000 años para tratar diversas afecciones de la piel. Este ácido es un miembro del grupo de los beta-hidroxiácidos, a menudo denominados BHA. Esto es sólo una palabra científica elegante que significa que contiene un exfoliante químico que trabaja para eliminar las células muertas de la piel.

Estos BHA específicos se encuentran de forma natural en la corteza del sauce. Además, es el único BHA que se utiliza en los productos para el cuidado de la piel. Funciona como agente exfoliante y tiene propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a las personas con pieles propensas al acné.

Cuando se trata de utilizar el ácido salicílico, la clave es la constancia a largo plazo. Sin embargo, también debe utilizarse con moderación, sólo unas pocas veces a la semana para ser exactos. Los resultados pueden tardar entre seis y ocho semanas en hacerse visibles.

El ácido salicílico puede utilizarse en pieles normales, grasas o en una combinación de ambos tipos de piel. Puede encontrar ácido salicílico con bajas concentraciones en cremas hidratantes, parches para el acné, peelings químicos, sérums, geles, mascarillas y tónicos.

Beneficios del ácido salicílico
El ácido salicílico es un exfoliante muy eficaz. Este ácido actúa en lo más profundo de la piel para disolver la acumulación de células muertas y desobstruir los poros para conseguir una piel más limpia y saludable. Esta es una buena noticia para quienes tienen una piel grasa o propensa a las imperfecciones. Además de ayudar a mantener la grasa natural de la piel, el ácido salicílico disminuye la aparición de brotes de acné. Además, también ayuda a prevenir futuros brotes, tanto de puntos blancos como de puntos negros.

Riesgos y efectos secundarios del ácido salicílico
Aunque el ácido salicílico es relativamente suave, debe utilizarse como tratamiento con precaución. Antes de utilizarlo con regularidad, haz primero una prueba de parche para asegurarte de que no te causa irritación o inflamación. Dado que se trata de un exfoliante que purga las células muertas de la piel, se recomienda empezar poco a poco. El enrojecimiento, el picor o la irritación podrían ser una señal de que lo estás utilizando con demasiada frecuencia o de que posiblemente necesites una concentración más baja.

¿QUÉ ES LA VITAMINA C?
La mayoría de las personas asocian la vitamina C con su vaso matutino de zumo de naranja, con los suplementos diarios o con otras frutas y verduras que comen regularmente. Aunque estas cosas pueden nutrir nuestro cuerpo con vitamina C, y de hecho lo hacen, los beneficios no siempre llegan a nuestra piel. La mejor manera de asegurarse de que la vitamina C afecta positivamente a la piel es aplicarla de forma tópica. La vitamina C es un ácido l-ascórbico que tiene beneficios antioxidantes para la piel cuando se aplica con un sérum, crema o tónico de vitamina C.
La vitamina C neutraliza las moléculas conocidas como radicales libres, que pueden dañar las células del cuerpo. Los radicales libres son inestables y pueden causar muchos problemas diferentes, como las líneas de expresión y otros signos de envejecimiento. El super poder de la vitamina C es que puede retrasar la aparición del envejecimiento y evitar que los radicales libres hagan su daño.

Beneficios de la vitamina C
La vitamina C es ampliamente conocida por reforzar el sistema inmunológico, pero como ingrediente para el cuidado de la piel, ayuda a reducir significativamente la aparición de líneas finas, arrugas y manchas oscuras. Los antioxidantes de la vitamina C ayudan a eliminar la piel seca al retener la humedad. Esto le da un aspecto más relleno y firme. La vitamina C también puede darle el aspecto de una piel más brillante y radiante.

Riesgos y efectos secundarios de la vitamina C
La vitamina C tiene un alto perfil de seguridad. Sin embargo, puede causar irritación en las pieles sensibles. Si notas enrojecimiento, picor o inflamación de la piel después de su uso, debes acudir a un dermatólogo para decidir la mejor manera de integrar la vitamina C en tu rutina de cuidado de la piel.

RIESGOS DE MEZCLAR EL ÁCIDO SALICÍLICO CON LA VITAMINA C
Aunque el ácido salicílico y la vitamina C pueden potenciarse mutuamente, también pueden anularse si se utilizan de forma incorrecta. Es importante combinarlos de forma correcta para obtener los mejores resultados. La vitamina C contiene pH. ¿Qué es el pH? Vamos a desglosarlo. Todo lo que el pH realmente se refiere es el nivel de acidez en un producto, en una escala de cero a 14. Como regla general, cuanto más bajo sea el pH, más suave será la solución para la piel. La vitamina C suele tener un pH de 3 o inferior. Si no se tiene cuidado, mezclar la vitamina C con el ácido salicílico puede reducir la eficacia de la vitamina C. La mezcla de ambos también puede causar irritación en la piel sensible. Para evitarlo, es mejor utilizar los dos en los extremos opuestos de su rutina de cuidado de la piel.

¿CÓMO UTILIZAR EL ÁCIDO SALICÍLICO Y LA VITAMINA C JUNTOS?

Para utilizar de forma segura el ácido salicílico y la vitamina C juntos, es importante combinarlos adecuadamente.

• Empieza despacio: la piel necesita tiempo para adaptarse a los nuevos ingredientes que estás utilizando. Su uso diario desde el principio puede causar irritación. Prueba a utilizarlos en días alternos, mientras vas aumentando su uso diario. Tu dermatólogo también puede recomendarte cuándo y con qué frecuencia debes utilizar cada producto.

• Utiliza un protector solar: El ácido salicílico puede ser sensible a los rayos UV. Es importante usar un protector solar con un FPS de al menos de 30 para asegurar que tu piel se mantenga protegida.

• Haz una prueba de parche: Antes de aplicar el producto en todo el rostro, siempre es importante comenzar con una prueba de parche en la parte interna del brazo por ejemplo, para confirmar que no tendrás una reacción alérgica.

CÓMO INCORPORAR EL ÁCIDO SALICÍLICO Y LA VITAMINA C A TU RUTINA
Para asegurarte de que experimentas los beneficios que ofrecen el ácido salicílico y la vitamina C, existen algunos métodos para empezar a incorporarlos a tu rutina.

Por ejemplo, la vitamina C se absorbe rápidamente en la piel, por lo que es mejor utilizarla hacia el final de tu rutina de cuidado de la piel. El ácido salicílico debe utilizarse al principio, ya que aumenta la acidez natural de la piel.

Usarlos en días alternos
Si acabas de empezar a utilizar el ácido salicílico y la vitamina C, lo mejor es empezar alternando ambos en días diferentes. De este modo, tu piel tendrá tiempo para adaptarse a los dos ingredientes activos. Puedes aplicar un tónico de vitamina C un día y un ácido salicílico al siguiente.

Utilizarlos en momentos diferentes
Tanto el ácido salicílico como la vitamina C son ácidos. Una de las formas más sencillas de incorporar ambos productos a tu rutina de cuidado de la piel es utilizarlos en momentos diferentes. De este modo, no se superponen y es menos probable que causen irritación.

Puedes utilizar un limpiador con ácido salicílico por la noche para no exponer tu piel a la luz ultravioleta o a los climas duros. A continuación, utiliza un sérum de vitamina C por la mañana, ya que está repleto de antioxidantes saludables. Siempre que te protejas la piel del rostro con un protector solar, los ácidos pueden utilizarse en cualquier momento del día.

Combinación de ácido salicílico y vitamina C
Aunque a menudo se afirma que usar el ácido salicílico y la vitamina C por separado es más efectivo, hay formas de combinarlos. Como ya hemos comentado, todo se debe al pH.

La vitamina C se absorbe con bastante facilidad en la piel, especialmente en la piel con niveles de pH más bajos. El ácido salicílico disminuye el pH de la piel, permitiendo que la vitamina C se absorba más rápidamente y, por lo tanto, sea extremadamente beneficiosa. Esto es muy bueno para cualquiera que haya estado usando estos dos productos y no haya experimentado una reacción alérgica o irritación.